Elegir una silla de oficina ergonómica no se debe realizar a toda prisa. Las sillas de oficina tienen que favorecer la postura correcta mientras trabajas. Las horas que un trabajador pasa sentado en la oficina son bastantes, por lo que una postura incorrecta puede traer muchos quebraderos de cabeza, tanto al trabajador como al propio jefe.

Si tienes en plantilla trabajadores con dolencias en la espalda o sufren ciática, lumbalgia o hernia discal, entre otras dolencias, sería muy recomendable facilitarle sillas de oficina ergonómica. La ergonomía es una ciencia que se relaciona con otras disciplinas científicas, como la biomecánica, la física, la ingeniería o la anatomía. Esta, se ocupa de diseñar y organizar productos que se ajusten a las personas que lo usen.

Las características de las sillas de oficina ergonómicas son:

  • Ajuste de profundidad del asiento: Esto permite una mejor postura del tren inferior, ayudando a una mejor comodidad y mejor retorno del flujo sanguíneo.
  • Ajuste de la altura del respaldo: Debe poder ajustar la espalda tanto hacia delante o hacia atrás y un buen soporte lumbar.
  • Base giratoria: Girar la silla mientras estás sentado.
  • Ajuste de reposacabezas: No todas tienen que llevarlo incorporado, pero si la lleba debe ser ajustable y aportar mayor comodidad al cuello.
  • Ruedas de calidad: Las sillas que no son de calidad suelen llevar incorporadas ruedas que no deslizan bien o que incluso suelen romperse y provocar desniveles incómodos en la silla.sillas de oficina ergonomicas
  • Soporte lumbar: Tiene que ser ajustable para poder colocarlo a distintas alturas.
  • Estabilidad de la silla: Se recomienda una base de 5 radios, que aporten una buena estabilidad en la silla.
  • Reposabrazos ajustables: Recomendables para aquellas personas que pasan mucho tiempo delante del ordenador.

Ya sabes lo necesario a la hora de comprar una silla de oficina ergonómica. Ahora sólo te toca elegir una silla de oficina ergonómica de nuestro catálogo.