Para muchos, el minimalismo es una forma de vida, según la wikipedia, “el término minimalismo, en su ámbito más general, es la tendencia a reducir a lo esencial, despojarnos de elementos sobrantes”. El estilo minimalista surgió en Estados Unidos en los años 60 como una rebeldía ante la llegada de los estilos más realistas y el arte pop.

El término también se utiliza para describir una tendencia del diseño y la arquitectura donde los edificios, las viviendas y las oficinas se reducen a el uso de los elementos estrictamente necesarios. Este diseño toma como referencia el estilo y la arquitectura japonesa usando líneas y planos de forma muy particular. Se distingue por sus elementos ligeros, colores, formas y texturas.

El diseño de oficinas minimalistas está de moda, y deben cumplir con una serie de características, que mencionamos a continuación:

  • Pureza. Los diseños de oficinas minimalistas, utilizan colores puros con fondos monocromáticos y tonos suaves. Suelen predominar colores como el blanco o el beige utilizando elementos en color negro para acentuar los detalles.

diseño de oficinas minimalista

  • La simplicidad, es otra característica fundamental, evitando las repeticiones visuales y la saturación de objetos y adornos.
  • En cuanto a los materiales, la madera es un recurso que suele usarse en este tipo de diseños, sobre todo en los muebles y en el suelo de parquet. Otra alternativa que suele funcionar muy bien, es el uso de materiales cerámicos en el suelo con tonos claros.
  • La textura es otro de los aspectos fundamentales a tener en cuenta en los diseños minimalistas ya que deben aportar cierta serenidad y frescura a el ambiente. La textura ideal es la del lino. Las maderas sin lijar dan un aspecto natural al espacio minimalista que vamos a crear.
  • Tenemos que hacer todo lo posible por evitar el exceso de accesorios sobre todo en las paredes, recuerda que los diseños minimalistas son lo opuesto a los espacios sobrecargados.

Las oficinas con diseños minimalistas deben contar con espacios abiertos tanto en las zonas de trabajo como en las zonas comunes como el comedor. Usar colores neutros y luminosos para provocar un efecto de espacio abierto. Para contrastar con estos colores neutros, podemos hacer uso de sillas o lámparas de colores. Las decoraciones en blanco y negro son tendencia en este tipo de diseño, un despacho decorado en blanco y negro te hará quedar bien.