De la pared convencional al glass

//De la pared convencional al glass

De la pared convencional al glass

Cada vez son más las empresas, oficinas y lugares de trabajo que cuentan con cristales o paredes glass. Este fenómeno de restyling que se le está dando a la mayoría de estas zonas es por fomentar ese toque moderno o ya asentado de las oficinas de Google en Silicon Valley.

Aunque dejando a un lado la estética, todo son ventajas con este tipo de cristal, sobre todo en lugares relacionados con lo laboral.

Cuando se dispone de una zona de trabajo dividida por diferentes departamentos, no se fomenta la comunicación de la misma manera cuando dicho espacio se divide por paredes sólidas y opacas, que cristaleras donde desde cualquier punto de la oficina en cuestión, puede verse a cualquiera de los trabajadores realizando sus distintas funciones. La disposición del espacio es mucho mayor, puesto que realmente queda como si no hubiera división alguna, pero sí se delimita de la manera más sutil, y, estéticamente, tiene un punto moderno que aporta ese toque chic a la empresa.

Este tipo de mamparas de oficina cuenta con un espesor de 50 mm, se compone de un material de aluminio extorsionado y consta de un tratamiento de dureza T5. Sus perfiles quedan trabajados como lacados o anodinados en su cara exterior mediante una capa de pintura de poliéster polimerizado al horno. El sellado de las juntas se realiza mediante bandas de neopreno, lo que permite un correcto aislamiento térmico buena acústica. Se sujeta mediante un sistema de coronación y zócalo ajunquillados, asegurando así una completa y segura sujeción del vidrio. Las puertas se encuentran sujetas por pernios pivotantes, tanto para puertas acristaladas, como para puertas ciegas. Este sistema de pernios permite colocar puertas a la altura que se desee.

Es una buena manera de romper con la tradicional idea y costumbre de que la zona de dirección debe estar totalmente aislada del resto, en el caso de un despacho. Cuando se trata de reuniones, permite el aislamiento acústico, pero no visual. De manera que, si tratas un asunto confidencial, el equipo quedará ajeno al tema en cuestión. La luz natural llega en mayor cantidad a la oficina, dando mayor visibilidad a sus empleados. Y, quizás, un aspecto importante a tener en cuenta es que no es necesario realizar ningún tipo de obra costosa para instalar este tipo de vidrio; únicamente es necesaria su instalación y ubicación de los mismos, por lo que la simplicidad del asunto invita a tenerlo bastante en cuenta para montar una oficina, zona de trabajo, o incluso algun lugar de tu propia casa.

Por |2018-08-08T10:18:09+00:00agosto 9th, 2018|Design|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario