¿Sabías que los colores tienen un impacto sobre las actitudes y emociones de las personas? ¿Sabías que dependiendo de la tonalidad, pueden irritarte o por el contrario, calmarte? 

Si trabajas en una oficina, vamos a explicarte cómo pueden afectar los diferentes tonos a los trabajadores. Te recomendamos que uses los colores de una forma equilibrada. Las paredes en tonos neutros y claros preferiblemente, añadiendo el toque de color en el mobiliario.

colores oficina

COLORES FRÍOS

Estos aportan tranquilidad y sosiego.

  • VERDE. Es el color de la naturaleza, que proporciona frescura y vitalidad. Ayuda a la concentración, por lo que es ideal para espacios de trabajo individuales que requieren ingenio y creatividad.
  • AZUL. Aporta tranquilidad, estabilidad y paciencia. Es ideal para ambientes en los que hay tensión, como zonas de espera y salas de visita.
  • MARRÓN. Contribuye a crear espacios relajantes donde se busca estimular la comunicación y favorecer la toma de decisiones. La opción perfecta es incluir mobiliario de madera.

colores oficina

COLORES CÁLIDOS

Transmiten dinamismo, alegría y energía.

  • NARANJA. Color energético y revitalizante. Combate la fatiga, mejora el nivel de optimismo y la comunicación. Es ideal para salas de grupos de trabajo, lugares de recepción y zonas de cafetería.
  • ROJO. Hay que ser cauteloso con este color, ya que es muy estimulante. Promueve la impulsividad, por lo que te proponemos que lo uses en algún elemento que puedas quitar y poner.
  • AMARILLO. Si pretendes incentivar la creatividad y la comunicación, este color aporta la motivación y el optimismo que necesitas. Añádelo en espacios de reunión y úsalo cuando necesites potenciar la luz.

Pequeños toques de color pueden tener un gran impacto en los trabajadores. Ponte en marcha y amuebla tu oficina para sacar lo mejor de cada persona. Puedes consultar nuestra variedad de mobiliario en Trama y estaremos encantados de ayudarte.