A la hora de conformar un espacio de trabajo son muchos los aspectos que debemos tener en cuenta. Entre ellos, definir los mejores colores para decorar una oficina puede ser uno de los factores clave para conseguir los resultados que deseamos, tanto a nivel estético como a la hora de realizar nuestra actividad diaria.

Por ello, esta semana dedicamos el blog a aportar algunos consejos para que, a la hora de elegir la tonalidad de la decoración, acertemos de pleno y consigamos un espacio de trabajo 100% acorde con el espíritu de nuestra compañía.

Equilibrio entre decoración y productividad

Si tenemos en mente un color llamativo y fuerte, debemos plantearnos primero si éste nos ayudará a mantener la concentración o, por el contrario, supondrá una distracción para la plantilla. Aunque pueda parecer un asunto de menor importancia, elegir los tonos en este tipo de espacios puede marcar una sustancial diferencia.

Por lo general, los espacios diáfanos, abiertos y con colores claros, como blancos, grises, tonos pastel, etc. pueden ayudar a conseguir una mayor concentración a la hora de trabajar. Aunque, en algunos casos, hay colores para decorar una oficina que pueden ser cálidos, como naranja o rojo, y que serán de gran ayuda en la toma de decisiones importantes, según la psicología del color.

colores suelo oficina

Los mejores colores para decorar tu oficina: Aquellos que mejor te representan

Aunque es importante conocer aspectos claves sobre cuáles son los mejores colores para decorar tu oficina de forma general, lo cierto es que lo más importante es que todas las personas que conforman la empresa se sientan a gusto con el mobiliario y la decoración. Por ello, debes elegir una combinación de aquellos colores que te ayuden a aumentar la productividad y, al mismo tiempo, reflejen la esencia de la empresa. 

En Trama DG somos expertos en mobiliario de oficina, por lo que podremos asesorarte siempre que lo necesites para que tu espacio de trabajo luzca perfecto en todos sus aspectos.