1.- Buscar el lugar idóneo.

Lejos de televisores y zonas de tránsito, para evitar distracciones e interrupciones.

2.- Tener en cuenta el nivel de luz natural y procurarse una buena fuente de luz artificial.

La luz es un elemento fundamental de productividad y satisfacción laboral.

3.- Mobiliario ergonómico y versátil

Una buena mesa y una silla operativa son imprescindibles. El puesto de trabajo en el hogar debe mantener las mismas garantías de ergonomía, bienestar y funcionalidad que en las oficinas.

trabajar desde casa

4.- Almacenaje de documentos.

El orden es fundamental para los espacios de teletrabajo.  Elementos que permitan el almacenaje de forma sencilla e invisible.

5.- No perder la relación con los compañeros.

Fomentar la relación entre empleados debe ser una máxima. Es una manera de evitar la soledad, potenciando de esta manera la interrelación y la felicidad.