Durante el siguiente post vamos a analizar las tendencias en distribución y muebles de despacho en 2019. El despacho actual no se concibe igual a como se hacía hace 20 años. En la actualidad el trabajo colaborativo hace que las oficinas tiendan a ser espacios abiertos. Aunque como es lógico, la mayoría de las oficinas cuentan con una habitación o habitáculo reservado para el jefe o reuniones.

Ese despacho, como hemos dicho en el párrafo anterior, es totalmente diferente a hace 20 años. Antes se optaba por espacios totalmente cerrados y con paredes totalmente opacas, actualmente son las mamparas las que hacen de paredes. El jefe ahora controla desde su despacho. Los tonos del despacho tienden a ser claros y juega con lo ecofriendly.

En cuanto al mobiliario de los despachos, también ha sufrido un cambio sustancial. Los muebles suelen tender a ser más modernos y muebles de diseño, combinando varios colores e incluso apostando por el blanco. Nada de escritorios de madera y sillones voluptuosos para las visitas. 

Una nueva corriente es la desaparición del despacho del jefe. Este pasa a ocupar un puesto junto a sus empleados y por norma general el mobiliario suele ser el mismo. En contadas excepciones, el jefe cuenta con un mobiliario distinto y de gama superior, pero este no ocupa el mismo puesto que los empleados sino una zona privilegiada donde controlar la oficina al completo.

Las sillas de oficina, único elemento que nos queda por analizar sobre muebles de despacho. Las sillas de oficina, como hemos hablado en anteriores ocasiones deben favorecer la correcta postura y la suficiente comodidad para no sufrir lesiones en el trabajo. La diferencia entre las sillas de dirección y las sillas de oficina se diferencian en el acabado y el diseño, además las de dirección suelen ir acompañadas de dos confidentes a juego.

En Trama DG trabajamos con la mejor selección de muebles de oficina. Descubre nuestro catálogo online.