¿Por qué es importante tener una sala de espera confortable y con personalidad? Debido a que es primordial hacer la espera a los clientes lo más agradable posible, esta zona debería buscar el equilibrio entre diseño y comodidad

Las zonas de espera, aunque no lo parezca, juegan un papel muy importante en la imagen corporativa de la empresa. Es la primera impresión que se llevan los visitantes de tu empresa, por lo que te conviene que esta sea buena y así, generar confianza en ellos.

En Trama vamos a darte algunos consejos a tener en cuenta para decorar esta sala.

Zonas de espera Tienda de muebles

  • Juega con los colores, ya que estos afectarán a las emociones. Es conveniente que optes por colores blancos y cálidos para crear un ambiente relajante y tranquilizador. De esta forma, podrás evitar el nerviosismo que provoca la espera. Una buena opción sería el color azul, un tono que transmite tranquilidad y equilibrio.
  • La comodidad es muy importante, no debes caer en el error de usar asientos muy vanguardistas pero incómodos. Hay que buscar un estilo moderno pero que a la vez te permita una postura cómoda y saludable. Existen una gran variedad de asientos para elegir.
  • Otro punto fundamental es la iluminación. Si en dicha habitación o zona entra luz natural mucho mejor. Pero hay que tener cuidado porque a determinadas horas del día esta molesta y tendrás que usar cortinas y estores.
  • Incluye en la sala elementos de entretenimiento como pueden ser libros, sudokus, revistas, periódicos, una pantalla de televisión, etc.
  • Un plus añadido sería incluir máquinas de café o té  y un dispensador de agua. Esto hará sentir a tus clientes como en casa.
  • Incorpora elementos de la naturaleza como puede ser alguna planta o un jardín vertical. Esto le dará un toque muy personal a la sala.

    sala de espera
  • Utiliza piezas decorativas que transmitan la filosofía de tu negocio. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo decorar la sala de espera de un dentista que la de un despacho de abogados.
  • Si se encuentra en la recepción o en un espacio diáfano hay que delimitarlo de alguna forma. Puedes usar mamparas divisorias o bien, si no quieres cerrar el espacio, puedes utilizar una alfombra para diferenciar los espacios. 


La clave para conseguir una sala de espera adecuada está en la
creatividad y saber definir bien los espacios.